Inicio > Internet, Linux, Software > Una buena opción para optimizar Linux

Una buena opción para optimizar Linux

Cuando instalé Xubuntu en mi notebook pensé que no era lo suficientemente rápido. Así que buscando, encontré gente que me recomendó usar Fluxbox como gestor de ventanas para el sistema X Window.

¿Qué es Fluxbox?

Es un gestor de ventas ligero (Consume alrededor de 4MB de RAM) y altamente personalizable, basado en Blackbox 0.61.1. Posee un soporte mínimo para iconos, gráficos, y sólo capacidades básicas de estilo para la interfaz. Se utilizan atajos de teclado, tabs, y menús simples como interfaces, los cuales pueden ser editados.Las versiones mas modernas toleran esquinas redondeadas y elementos gráficos.

¿Cuáles son sus características?
– pestañas configurables
– barra de iconos (para minimizar/iconificar ventanas)
– movimiento por los escritorios con la rueda del ratón
– títulos de las ventanas configurables
– soporte para gnome y kde
– combinaciones de teclas configurables
– maximizar sobre el slit
– configuración del orden de las dockapps del slit
– Disponibilidad de canal alpha (transparencias) en la versión en desarrollo

¿Cómo se obtiene?

Depende de la distro de Linux que uses el modo de instalarlo. Puedes bajar el archivo para instalarlo acorde a tu distribución o incluso compilar el código fuente. De cualquier manera, dado la cantidad de posibilidades que existen y la basta información al respecto, no voy a ahondar en el tema por ahora. Lo que sí, sugiero que visites la página oficial de Fluxbox, donde hay bastante información sobre como obtenerlo.

¿Cómo puedo personalizarlo?

En resumidas cuentas Fluxbox en una ensarta de archivos de texto. Al editar los mismos puedes alterar la apariencia y comportamiento del gestor de ventanas. Por ejemplo, aquí vemos como se declaran los archivos que contienen cierta información y cómo se establece que la barra de tareas no aparezca:

session.appsFile: ~/.fluxbox/apps
session.keyFile: ~/.fluxbox/keys
session.menuFile: ~/.fluxbox/menu
session.screen0.toolbar.visible: false

Fluxbox nos ofrece la capacidad de editar extensos archivos de texto controlando así sus propiedades.
Ahora bien, editar cada archivo a mano e ir buscando a través del ensayo y error la configuración deseada, es una de las maneras de personalizarlo. También puedes bajar styles de la red y/o programas que se encargan de hacer el trabajo pesado por ti.

Los styles son carpetas que contienen los archivos de imagen y texto necesarios para personalizar el entorno. Una vez que consigues uno, debes mover la carpeta a “~/.fluxbox/styles/(carpeta del style)“. Luego para seleccionarlo basta con acceder al Fluxbox Menu > Styles > Nombre del Style. De más está aclarar que estos archivos se configuran siguiendo los mismo principios que utilizamos para configurar Fluxbox, por esto, es una muy buena alternativa elegir uno que nos guste y retocarlo a nuestro antojo, de esta manera tenemos la mitad del camino hecho.

Por otro lado encontramos las aplicaciones para editar Fluxbox. Fluxconf, Fluxmenu y Fluxkeys se obtienen desde la consola tipeando:

$sudo apt-get install fluxconf

Una vez instalados, para acceder a ellos debes tipear en la consola fluxconf, fluxmenu o fluxkeys, de acuerdo al que quieras usar.

Así es como ha quedado mi Xubunto despues de editar Fluxbox. Claro que también cuenta con la ayuda de Conky de the Wbar. No es el propósito de este post enseñar a hacer esto, sino tan sólo presentar una guía de fácil entendimiento y a modo de introducción para quién quiera personalizar su Linux.
mi_escritorio

Links de interes:

  1. diciembre 6, 2009 a las 9:35 am

    No creo en la violencia como vehículo de nada… pero el movimiento de Stallman es un poco el comunismo del mundo 2.0, no te parece?

  2. diciembre 6, 2009 a las 5:31 pm

    Es muy cierto lo que decis. Sucede que el impacto de los símbolos es diferente en cada lugar y en cada persona. Es decir, ahora que lo veo desde tu punto de vista, puede ser muy chocante… nunca tuve conciencia de lo que mencionas.
    Creo que hay símbolos que generan una sensación más uniforme, como el nazi, que es rechazado por el 99% de la gente. O acá en Argentina, los símbolos de la dictadura.
    Siempre un gusto.
    Saludos!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: